¿QUÉ ES UN PEELING?

Es una exfoliación cutánea que consiste en la renovación de las capas superficiales de la piel dañada produciendo un cambio celular en la piel que ya está obsoleta, mejorando así la apariencia, y estimulando la producción de colágeno y elastina a fin de hacerla lucir más radiante, tersa y con apariencia saludable. Es un tratamiento mediante el cual el cutis se rejuvenece, recupera el tono y la luminosidad dando vitalidad al cutis. Así mismo, los peelings médicos, son el tratamiento más efectivo y radical en la patología acnéica.


¿QUÉ PACIENTE SE PUEDE BENEFICIAR DEL PEELING?

El paciente ideal para hacerse un peeling es aquel que tiene un envejecimiento facial debido a: arrugas superficiales, manchas, cicatrices superficiales, pieles opacas, pieles acnéicas, flacidez cutánea, poros. Todos ellos son síntomas de vejez y desgaste. Después de un tratamiento de peeling los poros de nuestra piel se vuelven más pequeños, las manchas se atenúan logrando que nuestra piel sea más uniforme, además de rejuvenecer el rostro y combatir el acné de forma directa y eficaz. 

Estaría indicado a todo paciente que quiera mejorar la calidad de la piel, y ser el tratamiento de primera elección frente al acné. 

Se puede realizar en cualquier época del año, aunque la más frecuente es en otoño e invierno. 

 


IMAGENES