Cuando hablamos de rejuvenecimiento, sólo nos centrábamos en el facial, en eliminar arrugas de la cara. Hoy en día, cuando las personas se sienten jóvenes más allá de los 40 o de los 50, hablar de rejuvenecimiento significa hablar de un concepto más global en el que también se incluye el contorno corporal. Existen diversas técnicas que nos devuelven turgencia y juventud no sólo a la piel de nuestro cutis, sino a la de todo nuestro cuerpo.

 

Si nos sentimos a gusto con nuestra apariencia, nos sentimos bien con nosotros mismos. Esto es la salud estética: el cuidado de tu imagen exterior ayuda a mejorar tu equilibrio interior.