Las causas de la aparición de las estrías


Las estrías aparecen en situaciones de distensión cutánea intensa y prolongada, pero no solo. Aunque desconocemos  el mecanismo intrínseco que las produce, se sabe que afectan 2,5 veces más a las mujeres que a los hombres en circunstancias como:

  • El embarazo: Las estrías afectan al 90% de las mujeres embarazadas sobre todo en la región subumbilical o periumbilical tras el parto.
  • El crecimiento rápido: El desarrollo puberal suele acompañarse de estrías en la piel debido al rápido desarrollo.
  • La distensión cutánea que se produce afecta también a los hombres durante la adolescencia.
  • Cambios bruscos de peso: El aumento o la disminución ponderal conllevan una distensión de la piel, que posteriormente se traduce en la formación de estrías, tanto en hombres como en mujeres.
  • Corticoides: Se encuentran elevados en algunas enfermedades como el Síndrome de Cushing o bien se emplean para el tratamiento de problemas cutáneos asociados a enfermedades inflamatorias o autoinmunes. Los corticoides inducen una atrofia y degeneración de las fibras, que llevan al desarrollo de estrías.


Desarrollo de la estría

Todos los especialistas coinciden en que el mejor momento para tratar las estrías es su etapa inicial. Un diagnóstico y un tratamiento precoz pueden evitar problemas estéticos importantes.

·   Fase roja: Las estrías se revelan como zonas lineales de piel fina con coloración enrojecida o violácea, ligeramente elevadas en ocasiones. Este aspecto, que se mantiene entre 6 y 10 meses, puede acompañarse de picores o escozor localizado.

·    Fase blanca: Pasado el tiempo, las estrías se manifiestan como zonas lineales blancas, planas o incluso, ligeramente deprimidas.

 

Los Cambios, por dentro

  • Estrías recientes: Los cambios histológicos son similares a los de las cicatrices recientes. En los primeros momentos se aprecia un infiltrado inflamatorio importante alrededor de los vasos, así como una dilatación de las vénulas y la presencia de edema.
  • Estrías maduras: Con el paso del tiempo se aprecia una pérdida de colágeno en la dermis y más adelante, una disminución de las fibras elásticas. En las etapas finales, la epidermis adelgaza y las papilas dérmicas se aplanan, explicando su aspecto externo de piel fina o ligeramente deprimida.

 

                                                                                      Tratamiento


Desde que se ha iniciado el tratamiento de bioestimulación con plasma rico en plaquetas en el rostro, se han demostrado que es capaz de mejorar la textura, tono, arrugas finas y flacidez, por estimulación de los fibroblastos y formación de tejidos y estructuras. Por ello su uso se ha extendido a otras áreas del cuerpo. Nosotros hemos podido comprobar la atenuación de las estrías en un 50% de los casos en una primera sesión y una mejora de un 80- 90% si se realizan 4-5 sesiones.

El proceso de bioestimulación con tu propia sangre permite que sean tus propios factores de crecimiento los que estimulen la producción de colágeno para intentar recuperar la pérdida de tejido ocasionada por la estría.

Los resultados son visibles tras 3-4 semanas. El número de sesiones se valorará para cada paciente en particular. Se consigue un proceso de regeneración y bioestimulación celular, los factores de crecimiento plaquetario aceleran la producción de colágeno, ácido hialurónico, elastina, y mejoran la afluencia vascular.Con esto conseguimos disminuir la longitud y sobre todo la anchura de la estría. El aspecto de la piel es más uniforme perdiendo la depresión que produce la estría.