Arrugas de expresión

Arrugas de expresión

Hoy en día, la medicina estética nos ofrece muchas y variadas soluciones que atenúan las arrugas y que devuelven la tersura y la luminosidad a nuestro rostro. Pero sin duda, una de las mejores bazas es la toxina botulínica, más popularmente conocido como Bótox: una proteína natural purificada que tiene propiedades que ayudan a relajar el músculo y que, además, atenuan notablemente las arrugas y marcas de expresión.

El tratamiento con toxina botulínica tipo A es uno de los tratamientos más consolidados, estudiados y seguros en medicina estética. La seguridad del Botox ha sido probada en estudios médicos a lo largo de más de 20 años, lo que certifica que se trata de una terapia segura, eficaz y bien tolerada. Más de 2.000 estudios científicos realizados en todo el mundo avalan su seguridad. Piense que la dosis tóxica es de 2.800 a 3.500 U y en un tratamiento estético utilizamos unas dosis máxima de 40 U.

Mediante este tratamiento logramos el rejuvenecimiento integral de la mirada, tratando, no solo las arrugas de expresión (del entrecejo y patas de gallo), sino aportando además una mirada descansada y fresca. El Dr. Bel Roé, experto en el tratamiento con toxina botulínica, logra con una técnica cuidada y personalizada resultados naturales, lejos de las facciones congeladas, alteradas y faltas de expresión resultado de una técnica inadecuada.